El European Talent Exchange Programme fue introducido en 2003 para estimular el intercambio de artistas europeos a través de todo el continente. El proyecto facilita la programación de actuaciones de músicos europeos, tanto a nivel individual como en festivales internacionales fuera de su país de origen.