• Fort Romeau, Orpheu The Wizard, Phuong-Dan y Casper Tielrooij, entre las nuevas confirmaciones
  • John Talabot ha comisariado la programación del sábado

Los tempos pausados son la manera que tiene la música de baile de darnos espacio. Espacio para descubrir todos los recovecos del sonido. Espacio para interiorizar aquello que el DJ nos quiere contar. Espacio para que nuestro cuerpo decida cómo moverse. Espacio, en definitiva, para sumergirnos en la música a nuestra manera en vez de ser empujados a ello.

Desde el pasado año, Bilbao BBK Live reivindica la experiencia de bailar a bajas revoluciones con Lasai, un escenario que, como su nombre indica (lasai es ‘despacio’, ‘tranquilo’, en euskera), busca ser un punto de descompresión en medio de la vorágine que supone cualquier festival.

Su ubicación, en una loma contigua al bosque de Basoa y rodeada de cipreses, lo convierte en un mirador privilegiado de Bilbao. Y su particular filosofía, en el lugar ideal para detenerse, desconectar y recordar que en un festival lo más importante no es acumular objetivos sino disfrutar del recorrido. Esto, por supuesto, también implica apagar los móviles.

La única norma de Lasai es que la música que ahí suene no supere los 100 beats por minuto. Esto ofrece a los DJs una enorme libertad para experimentar y tomar riesgos. A ello también contribuye el ambiente de distensión que genera un público que se sabe en una zona de desconexión, alejada de los imperativos habituales de las pistas de baile. En otras palabras: es el escenario idóneo para ir en búsqueda de lo inesperado.

En 2019, Lasai vuelve a apostar por una mezcla entre DJs especializados en tempos lentos y artistas con ganas de descubrirnos los rincones menos conocidos de sus colecciones. Así, Lasai ofrecerá la oportunidad de disfrutar de un maestro del house como Fort Romeau desenvolviéndose en ritmos lentos; o de Orpheu The Wizard, co-fundador de Red Light Radio y siempre inquieto, en sus eclécticas sesiones solo se puede dar por segura una cosa: ocurrirá lo inesperado. Junto a ellos, se suman al cartel Phuong-Dan, quien ya sea al frente de su fiesta Gatto Musculoso o como habitual en clubes como Golden Pudel o Salon des Amateurs, cuenta con un nombre asociado a lo más selecto del panorama electrónico europeo; y Casper Tielrooij, uno de los fundadores de Dekmantel, el festival de música de baile al que media Europa se pelea por asistir, quien en un contexto como Lasai probablemente dará rienda suelta a su pasión por estilos como el dub, el afro o los ritmos brasileños. Para rematar, la programación del sábado ha sido comisariada por uno de los DJs más internacionales de nuestro país, John Talabot.

Además, la experiencia se completa con DJohnston, programador de los clubes The Loft y Lolita en Razzmatazz; Elena Colombi, selectora que anticipa las tendencias en vez de seguirlas; Fenna Fiction, que posee una colección de discos envidiable; Julian Falk, generador de atmósferas que invitan a la evasión onírica; Miravalles, uno de los responsables del renacimiento de la escena de clubes de Bilbao; Mislav, fundador del sello Burek; Muevelocumbia, los geniales Mueveloreina con un set list especial con los hits de electro-cumbia más frescos; Ninja, detrás de cuyo alias se esconde uno de los selectores más reputados del continente europeo; Nuel, maestro a la hora de generar estados de consciencia elevados a través de los ritmos espaciosos y las melodías planeadoras; Olivia, que volverá a Lasai con un set cargado de sexualidad, frecuencias bajas y desespero; y Sacha Mambo, uno de esos selectores con un don especial para navegar entre estilos sin caer nunca en el pastiche o la incongruencia. Un total de 15 artistas repartidos en tres jornadas para adentrarse en uno de los espacios más especiales de Bilbao BBK Live, que se celebrará los días 11, 12 y 13 de julio en Kobetamendi.

Del dub al ambient, de la cumbia a los sonidos industriales y las derivaciones disco a la experimentación psicodélica, Lasai es una plataforma para el tipo de música que habita entre fronteras estilísticas y se resiste a una fácil categorización. Para el tipo de música que, en definitiva, alimenta nuestra necesidad de seguir descubriendo.