Puede que Bilbao no sea el primero, ni el segundo ni siquiera el tercer lugar en el que piensas cuando te planteas visitar España, pero su excelente ambiente por descubrir es precisamente lo que lo convierte en el destino perfecto para una divertida aventura.

Un artículo de Sara Darling para la revista británica Flush the Fashion

Situado en la escarpada costa norte de España (en la región denominada “País Vasco”), Bilbao limita con destinos vacacionales más conocidos como San Sebastián y Santander. Sin embargo, esta ciudad, que aún hoy arrastra la reputación del oscuro centro industrial que fue en los setenta, es en la actualidad un destino emergente para los amantes de la cultura que acuden en masa a contemplar sus diversos museos y sus impresionantes obras de arquitectura contemporánea, las cuales coexisten con las orgullosas raíces vascas de esta villa.

Bilbao casco viejo

Principalmente conocida por sus heterogéneos edificios –donde lo antiguo se intercala con lo nuevo–, la gastronomía tradicional y el fútbol, su alma permanece enigmática y ajena a la vorágine comercial de la era moderna. Los jóvenes profesionales de la ciudad disfrutan saliendo por clubes de reggae y sesiones de techno que comienzan sobre la 01.00 h de la mañana y terminan cuando los últimos asistentes abandonan el local.

Juego de Tronos - San Juan de Gaztelugatxe

La costa se encuentra a pocos minutos en coche, pero siempre puedes subirte al futurista metro (diseñado por Sir Norman Foster) para llegar a ella en apenas 30 minutos. Allí, te esperan kilómetros y kilómetros de arenales y limpias aguas que bañan la bahía y la convierten en el lugar perfecto para nadar, hacer surf o tomar el sol. Puesto que no vas a encontrarte el clásico turismo de tumbona y sombrilla, es el sitio idóneo para llevar tu toalla y comida y relajarte un rato tumbado en la arena.

Playa de Sopelana, a 15 minutos en metro

El lugar más popular para aprender surf es Sopelana, que curiosamente se encuentra justo al lado de una playa nudista. Si decides continuar avanzando hacia el este, llegarás hasta la abrupta bahía de San Juan de Gaztelugatxe, una de las localizaciones en las que se han filmado capítulos de Juego de Tronos. Súbete al tren turístico y no te olvides de tocar la campana en la isla: ¡te dará suerte y podrás hacerte alguna que otra foto con la que dar envidia a tus seguidores en Instagram!

Guggenheim Bilbao - Anish Kapoor

Una visita a Bilbao nunca estará completa sin una visita al Museo Guggenheim, cuyo icónico edificio se alza sobre la orilla del Nervión y alberga un extraordinario tesoro compuesto por obras de artistas contemporáneos tan destacados como Andy Warhol, Anish Kapoor, Jeff Koons o Eduardo Chillida. Un viernes al mes, la galería se transforma en club nocturno y abre sus puertas para el programa Art After Dark, gracias al cual desde las 22.00 h hasta la 01.00 h puedes deambular por sus salas para contemplar la obra de los maestros modernos y bailar electrónica junto a miles de personas más en el impresionante vestíbulo principal del edificio.

Guggenheim Bilbao - Louise Bourgeois

La autora del reportaje bajo la “Mama” de Louise Bourgeois

Es muy posible que ya con la luz del día quieras volver para disfrutar de la perturbadoramente realista araña metálica gigante de Louise Bourgeois que hay posada en el paseo de las márgenes del río o, quizá, acercarte a ver la escultura floral viva de Jeff Koons a la que los lugareños apodan cariñosamente “Puppy” y que sin duda da a los visitantes una bienvenida más calurosa. No es difícil pasarse el día entero admirando tanto el edificio de la galería como sus obras de arte, ya que resulta muy agradable al no tener nunca tanta afluencia como las sedes de la fundación en Nueva York o Venecia.

Gildas, pintxos por Bilbao

El Casco Viejo es la parte antigua de Bilbao, una de sus zonas más intrigantes que, además, se mantiene fiel a su pasado medieval. Sus siete principales calles merecen de verdad que las explores (o incluso que te pierdas en ellas), ya que esconden multitud de galerías de arte, boutiques y bares de “pintxos” tradicionales que ofrecerte. Si no sabes lo que es un “pintxo”, imagínate una barra llena de tapas en la que coges lo que te apetece y pagas cuando el camarero cuenta los palillos que las sujetaban. Es cierto que España no es seguramente el destino ideal para un vegetariano, pero no te preocupes; encontrarás multitud de platos con verduras, huevo y queso entre los que escoger. Y sobre todo pan, rebanadas de pan fresco sobre el que se colocan todas estas mini delicias.

En un sitio con tanta buena comida, no es de extrañar que los lugareños presuman de su vino local. El blanco seco es especialmente popular entre los bilbaínos, y el coupage denominado “txakolí” es la especialidad de la zona. Una buena opción es catarlo recién salido del viñedo en Bodegas Ados Basarte, donde las dos hermanas que los producen estarán encantadas de compartir contigo su conocimiento y pasión (si hablas euskera, ¡mejor que mejor!).

Vinos en Bilbao

También te recomendamos que alquiles una bici –o, mejor aún, que te sumes a un tour guiado (en bici o a pie)– para conocer de cabo a rabo la historia de Bilbao. Dedica una mañana a deleitarte con el arte urbano moderno que aflora junto a los viejos edificios de fachadas agrietadas (que parece que nadie hubiese pintado desde que se construyeron), para después explorar el impresionante Mercado de la Ribera, una estructura de estilo art déco que cubre más de 10.000 m2 en la margen del río. En este mercado abierto el público se venden todo tipo de especies frescas, verduras, pescados, carnes y flores, y es el enclave perfecto para zambullirse en la cultura local o disfrutar de un café o bebida en cualquiera de sus restaurantes y bares.

Arte en Bilbao - Epelde & Mardaras

Si lo que buscas es una escapada llena de sorpresas, programa tus vacaciones para poder asistir a uno de los Art After Hours que se celebran cada mes en el Guggenheim, disfrutar de una soberbia cena en el club gastronómico “secreto” Epelde & Mardaras (un apartamento convertido en galería de arte que, a su vez, ha sido convertido en restaurante), pasarte un par de días en la playa o hacer un curso intensivo de surf para estar volando sobre las olas en tan solo un día. Y si lo calculas bien, podrás incluso llegar a tiempo para una de las numerosas fiestas de la ciudad o darte una vuelta por el inmenso mercado mensual de los domingos.

La época del año ideal para visitar Bilbao es el verano, mejor aún durante el sensacional festival BBK Live que tiene lugar entre el 12 y 14 de julio y en el que este año se podrá ver a los mejores DJ de la escena internacional y a artistas como Gorillaz y High Flying Birds en un sobrecogedor recinto situado sobre la cima de una montaña. Puesto que la fiesta empieza al caer sol, podrás vivir toda una semana de música sin renunciar a la cultura, los increíbles paisajes urbanos y las hermosas playas de la ciudad. Además, con lo descaradamente barato que resulta comer y beber en Bilbao, estamos convencidos de que será un destino cada vez más popular.

NO TE PUEDES PERDER…

BBK LIVE 2018 – bilbaobbklive.com
• Escuelas y campamentos de surf (La Salbaje Beach, Sopelana) – La Salbaje Surf Eskola
• Viñedos y bodegas – Bodegas Ados Basarte
• Cena en una galería de arte – Epelde & Mardaras
• Visitas guiadas en bici/a pie – Tourne Bilbao
• Noches en el Guggenheim – Guggenheim Art After Dark